cerrar menu mobil
Mi pareja me echa de casa

Mi pareja me echa de casa

Cuando una relación de pareja llega al punto en el que se acaba el amor y se fractura de tal manera que no hay retorno puede comenzar a suceder una serie de problemas que inician por los motivos más vanos, llevan a discusiones y si no se controlan se pueden decir cosas que no son agradables de escuchar.

Si tienes una relación de pareja que ya casi llega a su fin y en medio de discusiones tu pareja te echa de casa, no tienes porque asustarte. Existen soluciones hasta legales para este tipo de problemas que no solo funcionan si están casados sino también en situación de concubinato.

cuando tu pareja te echa de casa

Cuando tu pareja te echa de casa

Si tu pareja te echo de casa es un momento sin duda muy duro de vivir, pero, es algo que puede servirte como un impulso para culminar esa relación toxica y abusiva. Es ideal que no sigas en eso porque no debes seguir tolerando más este tipo de abusos, humillaciones y maltratos.

Es importante que empieces a enfocarte en ti mismo para que puedas lograr superar esta mala situación vivida. Es de suma importancia que coloques límites y que no sigas tolerando esto porque tu pareja volverá a echarte de casa cada vez que quiera.

Si tienen niños pequeños evita que se sientan afectados por esto y que no sufran de este ambiente tóxico, es mejor encontrar un nuevo lugar en donde puedas refugiarte con ellos mientras creas un nuevo hogar. Es importante que arregles la situación con el padre de tus hijos para que la crianza de ellos no se vea afectada y no les afecte tanto la separación.

Mi pareja me echa de casa cuando discutimos

Mi pareja me echa de casa cuando discutimos

Es normal que sientas frustración ante este tipo de situaciones en las que tu pareja en medio de una acalorada discusión quiere echarte de casa. Y la situación es aún más frustrante cuando la casa donde viven no es la tuya.

Frente a este tipo de situaciones lo mejor es tratar de seguir los siguientes consejos.

  1. Habla sobre el tema: Es posible que siempre que discuten las cosas se salgan de control y tu pareja te exprese esas palabras que te hieren pero luego el tema no se vuelve a tocar y eso es un error. Es necesario que luego de la discusión, cuando ambos estén más calmados, puedan sentarse a hablar sobre específicamente ese tema y tú puedas expresar como te sientes con respecto a eso.
  2. Piensa un poco en ti: Es posible que te sientas a gusto y cómoda con tu pareja pero es necesario que pienses un poco más allá. El que tu pareja constantemente te corra de casa es una manifestación de que ha perdido la tolerancia y el respeto por ti y por la relación, no se pone en duda el amor, pero sí el deseo de seguir a tu lado. Basado en esto, debes preguntarte si realmente te gustaría seguir en una relación donde no se te considera.
  3. Busca un lugar donde puedas quedarte: Puede que no te vayas a ir de inmediato o en los próximos días, pero sí es prudente que tengas un lugar al cual llegar por si las cosas un día se salen de control y no tengas más opción que irte de forma repentina.

Coloca límites: Si este tipo de problemas apenas está comenzando puede que estés a tiempo de establecer límites y exigir respeto por parte de tu pareja. Esto ayudará a que posiblemente la situación no se repita y la relación haya superado una nueva etapa de apoyo y comprensión. Pero es algo que debes hacer cuanto antes porque de lo contrario irá de mal en peor y aún más si te acostumbras a ese tipo de tratos.

Mi pareja me echa de casa con los niños

Mi pareja me echa de casa con los niños

El que tu pareja te eche de casa con los niños es un tema delicado que fácilmente puede llegar a lo legal, simplemente por el hecho de existir menores de edad en el pleito.

Aunque te parezca una situación difícil y estresante tienes que respirar y tener algo de calma porque aunque no lo creas, si tu pareja te corra de casa, quien menos debe irse eres tú y menos con los niños.

Legalmente a los hijos no se les puede echar de casa y si tu pareja en medio de discusiones quiere correrlos, puedes tomar una actitud de seriedad y exigirle respeto para ti y tus hijos.

Lo mejor en estos casos es sentarse a hablar sobre la situación, lejos de los niños y tratando de no discutir. Es importante que expreses tus sentimientos y protejas el sentimiento de los niños. Si se ha llegado al punto de no retorno en la relación entonces un acompañamiento psicológico y legal sería lo adecuado para causar el menor daño colateral.

Frente a este problema se deben evitar las confrontaciones, pero es importante hacerle saber a tu pareja que su deseo de que tu persona y los niños se vayan de casa no se puede realizar. En todo caso es la persona incomoda la que debe irse, ofreciéndole una protección a los menores de edad.

Redactado por: Doctor 7K
Última modificación: 27 Julio 2022   |   Visualizaciones: 10639
 
Sin conexión a Internet