cerrar menu mobil
Masajes para mi pareja

Masajes para mi pareja

¿Quieres sorprender y a la vez consentir a tu pareja un día sin que se lo espere? Un masaje es perfecta opción para eso.

Un masaje siempre cae muy bien así sientas que no lo necesitas, los músculos al terminar el día pueden estar tensos y cuando esto sucede drenan ácido láctico que hace que el cuerpo se sienta agotado.

Por eso un masaje ayudará a los músculos a relajarse más rápido, se libera estrés, se disminuye la presión sanguínea y se mejora la circulación, se elimina toxinas del organismo y también se disminuye la ansiedad y la depresión.

Como ya ves tienes muchas razones para regalarle a tu pareja un buen masaje.

masajes sexuales para mi pareja

Masajes sexuales para mi pareja

Como ya viste un masaje tiene muchos beneficios para salud, así que si estás pensando en intentar hacerle uno a tu pareja no te daremos chance de dudarlo.

Porque lo mejor del masaje a la pareja es que sutilmente puedes subir de tono y desviar la dirección para que no solo se sienta relajada, sino también muy muy excitada. Esto es lo que conocemos como masajes eróticos.

Un masaje erótico despierta las zonas erógenas de la persona y si lo haces en tu pareja puedes ofrecerle un final feliz y alentador. Te diremos como hacer masajes para pareja.

como hacer masajes para mi pareja

¿Cómo hacer masajes para mi pareja?

¿Cómo hacer un buen masaje para mi pareja?

Al hacer masajes lo primero que debes de saber es que debes desconectarte de tu alrededor, concentra tus energías en lo que vas a hacer y descubre el placer que hay en el masaje, de esta manera aseguras que sea totalmente efectivo en tu pareja.

  1. Lo recomendable es usar aceites con esencia agradable y placentera. Ayudará a que te deslices mejor por el cuerpo sin que haya dolor por el roce.
  2. Comienza primero suavemente y luego masajea con más fuerza y dureza. Recuerda ir siempre en la misma dirección del músculo porque si vas en otra dirección puedes causar una contractura o lesión y créeme que no querrás eso
  3. Luego de masajear fuerte disminuye la intensidad e intercala caricias con besos, besos suaves y que no espere. Esto poco a poco lo pondrá caliente.
  4. Lo ideal es que comiences el masaje en la espalda, y entonces luego comenzar a bajar. Cuando estés masajeando las piernas toca con cuidado y disimulo sus zonas erógenas, que te sienta cerca hará que entienda el rumbo que tomará el masaje.
  5. Termina el masaje en las plantas de sus pies y luego pídele que se de la vuelta. Ya boca arriba vuelves a comenzar desde arriba, masajes sus brazos hasta la punta de los dedos de las manos, luego el pecho, el abdomen no lo masajees mucho, con unas rápidas caricias estará bien.
  6. Cuando llegues a la parte baja del abdomen lleva tus manos hasta la ingle pero no toques más, esto hará que el calor siga aumentando.
  7. Para terminar el masaje después de terminar el abdomen bajo dirígete hasta sus pies y masajea al tiempo que vas subiendo.

Al final abras culminado el masaje en la entrepierna de tu pareja, la tendrás relajada y caliente. Y de ahí solo queda quemarse con la llama de la pasión.

Redactado por: Doctor 7K
Última modificación: 03 Diciembre 2022   |   Visualizaciones: 594
 
Sin conexión a Internet