cerrar menu mobil
Por qué no quiero que me toque mi pareja

¿Por qué no quiero que me toque mi pareja?

Muchas veces las relaciones de pareja no son color de rosa como esperamos, se cargan de problemas y situaciones que si no se solucionan pueden desencadenar rechazo más adelante.

Tal es el caso de una situación que suele pasar con frecuencia y casi nadie ha sabido entenderla, ese momento en el que de la noche a la mañana simplemente no quieres que tu pareja te toque. Y es algo que por más que busques no logras darle una respuesta.

Te explicaremos que es lo que puede estar pasando en esta situación y cómo puedes darle una solución o si quiera entenderla.

No quiero que me toque mi pareja, ¿Qué sucede?

Un día te levantas, sales al trabajo, haces tus responsabilidades y retornas a casa. Con la cabeza llena de muchas cosas tratas de relajarte, entonces tu pareja se acerca a ti y tu sin ninguna razón aparente solo lo esquivas.

El trata de buscarte y tu sin entender que sucede recibes el amor que quiere darte, sin embargo no lo deseas, solo quieres que se aleje y no te toque. ¿Qué está sucediendo?

Déjanos contarte que esta situación es una respuesta de cargas del pasado. No, no hablamos de muchos años atrás sino de momentos en los que posiblemente existieron problemas y situaciones tensas entre ustedes y que generaron una reacción dentro de ti que no expresaste ni drenaste.

Cuando ante una situación que te causa emociones densas no te permites liberarte de ellas entonces tu organismo y tu mente, como si de una olla de presión se tratase, comienza a guardarlas, una tras otras y a dejarlas en un rincón oscuro.

Sin embargo, estas emociones no se han perdido, al contrario siguen dentro de ti y en cualquier momento querrán salir. Solo van a necesitar una gota de estrés que derrame el vaso. Es por ello que cuando menos lo piensas desarrollas un rechazo hacia tu pareja que no sabes de donde viene.

¿Qué hago si no quiero que mi pareja me toque?

Lo primero que debes hacer es tomarte un tiempo para ti, toma un baño quédate a solas un momento. Habla con tu pareja y dile que te sientes un poco estresada y que necesitas soledad. En medio de esa soledad permítete pensar en lo que está pasando.

Habla con tu mente y con tu cuerpo para que puedan expresarse y verás como poco a poco pensamientos y recuerdos llegarán a tu cabeza como contándote una historia. Entonces tendrás la respuesta a todo.

Cuando te permites escucharte las cosas mejorarán para ti y para tu mente, cada emoción que venga a ti debes sentirla y dejarla drenar. Posterior a ello podrás ver las cosas más claras y comunicarte con tu pareja. Posiblemente el rechazo pase o al contrario estés cargada de cosas que tienes que decirle para terminar de desahogarte.

Recuerda que aunque no sepa nada de lo que sucede, a tu pareja también le afecta lo que sientes y es ahí cuando la comunicación se vuelve verdaderamente importante.

Enlaces de interés

Redactado por: Doctor 7K
Última modificación: 27 Julio 2022   |   Visualizaciones: 730
 
Sin conexión a Internet